Existen algunas clases de mascarillas médicas por nivel de protección.

Hay varias clases de protección:

  • Los complementos más sencillos (gasa o mascarilla no tejida desechable). Pueden tener una forma rectangular regular o una forma de “pétalo”.
  • Los respiradores con nivel de protección FFP 1, FFP 2 y FFP 3 están diseñados para proteger el sistema respiratorio de partículas finas, contra aerosoles, infecciones bacterianas y virales. FFP 1 es la clase de protección biológica más baja suficiente para uso doméstico. FFP 3 es el nivel más alto de protección recomendado para el personal médico que está en contacto directo con portadores de una infección viral transmitida por gotitas en el aire.
  • El grado de protección depende de parámetros como la calidad del material, el nivel de filtración y la estanqueidad del ajuste al rostro.

Esterilidad

También hay dos tipos de accesorios de protección en esta categoría: estériles y no estériles. Mucha gente cree erróneamente que una mascarilla esterilizada protege mejor. De hecho, las máscaras estériles están diseñadas exclusivamente para trabajar en condiciones estériles (laboratorio, quirófano). No tiene sentido comprar una máscara de este tipo para uso doméstico, ya que cuando se usa en la calle, en casa, dejará de ser estéril rápidamente y perderá sus características especiales.

Los accesorios vendidos en el mercado son predominantemente elementos de procedimiento no estériles que se adaptan bien a los requisitos de protección de la vida diaria.

Tamaño de la mascarilla

La mayoría de las mascarillas médicas vienen en un tamaño estándar y son universales para adultos y niños. Algunos fabricantes producen accesorios por separado para adultos y por separado para niños y adolescentes. Al comprar una máscara protectora, debe verificar el etiquetado del producto con el vendedor si está buscando una máscara para un niño.

Tipo de montaje

En las máscaras modernas, se utilizan bandas elásticas muy suaves para la fijación, que crean la tensión necesaria sin causar molestias. Hay modelos con bandas elásticas en los laterales que se adhieren a las orejas. La segunda opción son las bandas elásticas que cubren el cuello y la cabeza. ¿Cuál es la mejor mascarilla médica para ti? Ambas opciones sujetan la máscara de forma segura, solo tienes que elegir qué tipo de producto te conviene personalmente.

Los respiradores también usan diferentes opciones de sujeción: rígidas y elásticas.

¿Cuáles son las mejores mascarillas?

Buena protección + conveniencia y comodidad: esta es la fórmula ideal para una buena mascarilla facial.

Criterios de comodidad para un accesorio de protección:

  • fácil de respirar;
  • la humedad no se acumula debajo de la máscara;
  • se adhiere bien al tabique nasal y no lo presiona;
  • la máscara se ajusta perfectamente a lo largo de todo el perímetro, no se hincha a los lados ni debajo del mentón;
  • aguanta bien.

¿Quién debe usar la mascarilla: enfermo o sano?

Existe un debate constante sobre la necesidad de usar máscaras durante una epidemia. Algunos argumentan que para una persona sana una máscara es un accesorio inútil, otros dicen que todos deben usarla. De hecho, una mascarilla médica está destinada principalmente a personas que ya están infectadas y pueden infectar a otras cuando tosen o estornudan. Si está enfermo, la mascarilla evitará la propagación de bacterias en los fluidos corporales cuando estornude o tosa. Si está enfermo en casa, usar una máscara ayudará a evitar que el resto de su familia se enferme.

¿Debe una persona sana llevar mascarilla?

En condiciones normales, esto no es necesario, sin embargo, si está en contacto con un paciente que tiene un resfriado, gripe, o con personas que pueden ser potenciales distribuidores de una infección viral (por ejemplo, en hospitales) o en una situación epidemiológica desfavorable, una máscara médica le servirá como un adicional. barrera a la infección. Puede leer acerca de cómo usar correctamente una mascarilla médica aquí .